El olvidado pluscuamperfecto del indicativo: alegato en su defensa

Es verdad que tiene un nombre feo, pero no por eso merece la discriminación. El pluscuamperfecto es otra de las formas verbales de nuestro idioma y tiene una función, muchas veces olvidada a la hora de conjugar. En su defensa, intentaré explicar aquí cuál es su uso.

Últimamente he visto al pluscuamperfecto extrañamente ausente en muchos textos, desde noticias periodísticas hasta libros de narrativa. Escribo este artículo porque deseo aclarar que el señor pluscuamperfecto sigue allí, desempleado, esperando que se lo vuelva a reconocer como el tiempo verbal necesario que es.

¿Cómo se forma?

Se forma con el pretérito imperfecto del verbo haber + participio

Yo

había

amado

temido

partido

habías

Él

había

Nosotros

habíamos

Vosotros

habíais

Ellos

habían

¿Cuándo se usa?

Cuando se desea expresar una acción pasada que es anterior a otra acción ya ocurrida. Por esto se suele indicar que el pretérito pluscuamperfecto es el “pasado del pasado”.

pluscuamperfecto

Si estamos contando que la mujer sombría de la foto decidió seguir por el mismo camino, nuestro tiempo del hablante es el pretérito perfecto simple. Por tanto, cuando queramos hacer referencia a hechos aún anteriores en el tiempo deberemos usar pretérito pluscuamperfecto.

Represento el pluscuamperfecto como una flecha que apunta al sector más lejano del camino porque nos sirve para referirnos a un pasado “muy distante”, siempre dentro de la relatividad del contexto.

Correlación entre tiempos verbales

En español tenemos una multitud de tiempos verbales que en muchas ocasiones no sabemos cómo usar, pero que debemos comprender.

Cuando estamos relatando un determinado hecho en un tiempo, llamamos a este tiempo base o tiempo del hablante. Cuando nos refiramos a hechos del pasado con respecto a ese momento deberemos usar el tiempo verbal precedente, y cuando nos refiramos a hechos futuros, el consecuente.

Cuando nuestro tiempo de base es pretérito perfecto simple (amó, temió, partió) o pretérito imperfecto (amaba, temía, partía), los hechos anteriores se escriben en pluscuamperfecto.

Ejemplo de dicha correlación:

pluscuamperfecto - correlación entre tiempos verbales

Si le interesa profundizar en el tema de la correlación, puede descargar el Dossier N° 6: Mejora tus técnicas de escritura – Tiempos verbales en la narración.pdf del sitio de Anna Karine. Los otros números son igualmente recomendables.

Ejemplos

Para poder ejemplificar hay que tener en cuenta la ocurrencia de los hechos en una línea de tiempo.

1° tiempo: se lo contaron

2° tiempo: se lo dije

Entonces:

Cuando se lo dije, me confesó que ya se lo habían contado. (SÍ)

Cuando se lo dije, me confesó que ya se lo contaron. (¡NO!)

1° tiempo: las llamas llegaron a nuestro piso

2° tiempo: escuché la alarma de incendios

Entonces:

Escuché el sonido de la alarma de incendios, pero las llamas ya habían llegado hasta nuestro piso. (SÍ)

Escuché el sonido de la alarma de incendios, pero las llamas ya llegaron hasta nuestro piso. (¡NO!)

1° tiempo: se termina el amor

2° tiempo: se miran y lo entienden

Entonces:

Se miraron a los ojos durante un largo instante, expresando casi nada. Entendieron entonces que el amor había huido. (SÍ)

Se miraron a los ojos durante un largo instante, expresando casi nada. Entendieron entonces que el amor huyó. (¡NO!)

¿Por qué usarlo?

  • Porque se debe: suena un tanto a declaración de superior en el ejército, sí, pero un idioma es una convención arbitraria que aceptamos para poder comunicarnos.
  • Porque dice más de lo que dice: su solo uso nos indica que estamos hablando de un evento pasado anterior en el tiempo. ¡Es eficiente!

Llegamos al fin del artículo. Hice todo lo posible por exponer estos conceptos de manera clara y comprensible y espero haberlo logrado.

¡Gracias por leerme!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 opiniones en “El olvidado pluscuamperfecto del indicativo: alegato en su defensa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *