El duende de las vides

el duende de las vides RS

Una noche, el duende dejó las vides y fue por los placeres del día. Volvió aturdido y contaminado, a beber vino y sentarse sobre la luna.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*